Un día después de que el multimillonario Elon Musk hiciera una oferta de US$43.000 millones para comprar la plataforma, la junta directiva de Twitter se ha armado contra una posible adquisición hostil.

La junta adoptó un «plan limitado de derechos de los accionistas», conocido también en el mundo de la bolsa y las finanzas como «píldora venenosa».

La medida evitará que alguien tenga más de un 15% de participación en la empresa. Y lo hace al permitir a terceros comprar acciones adicionales con descuento. La junta de Twitter detalló a la Comisión de Bolsa y Valores de EE. UU. su plan de defensa y emitió un comunicado asegurando que era necesaria «por la propuesta no solicitada y no vinculante de Musk de adquirir Twitter».

Una oferta pública de adquisición se considera hostil cuando una empresa intenta adquirir otra en contra de los deseos de la gerencia de esa empresa. En el caso de Twitter, la de su junta ejecutiva.

El plan B de Musk

El presidente ejecutivo de Twitter, Parag Agrawal, dijo anteriormente que la compañía no era «rehén» de la oferta.

Mientras tanto, Musk dijo este viernes en la conferencia TED2022 en Vancouver: «No estoy seguro de poder adquirir» Twitter.

Agregó que sí tiene un «plan B», aunque no lo divulgó.

Musk anunció tener una participación del 9,2% en la empresa a principios de este mes, pero no es el mayor accionista. La firma de gestión de activos Vanguard Group reveló que sus fondos ahora poseen una participación del 10,3%.

Musk ha dicho que cree que Twitter está limitando la libertad de expresión en la plataforma y lo reiteró en el evento de Vancouver. Ha dicho que su principal motivación sería expandir en Twitter la libertad de expresión, un derecho constitucional de EE. UU.

Musk está siendo asesorado por el banco de inversión estadounidense Morgan Stanley. Mientras tanto, Twitter cuenta con la ayuda de dos bancos, Goldman Sachs y JP Morgan, según Bloomberg.

Por jsamboy1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.