Eric Adams cumplió el 10 de abril sus primeros 100 días como Alcalde de la Ciudad de Nueva York, y este martes además de conmemorarlos con un discurso donde habló sobre los logros que su Administración ha alcanzado en casi cuatro meses, también presentó su propuesta de presupuesto, de $99,700 millones, que se invertirá en la Gran Manzana a partir del 1 de julio, cuando comienza el año fiscal 2023. El 30 de junio a más tardar el Concejo Municipal y el gobernante deberán aprobar el plan final de gastos.

El mandatario de la Ciudad presentó el presupuesto en el famoso Kings Theater de Brooklyn, adonde acudieron otras figuras políticas de Nueva York, como el Defensor del Pueblo Jumaane Williams y la presidenta del Concejo Municipal, Adrienne Adams, quienes a pesar de aplaudir buena parte de la exposición del burgomaestre, han exigido al Alcalde que en su plan de gastos invierta más en programas que ayuden a las comunidades más vulnerables de la ciudad.

El mandatario comenzó la presentación reafirmando su promesa de luchar para lograr una ciudad más justa y equitativa, y hasta dijo que nadie podrá nunca “odiarlo” en la Gran Manzana, porque “él escucha” el clamor de todas las comunidades y lo transforma en programas y recursos, algo que líderes latinos del Concejo Municipal, con quienes ahora deberá negociar el presupuesto, no comparten del todo.

Adams dejó claro que, en contraposición con voces del órgano legislativo municipal y organizaciones comunitarias que abogan para que se quiten fondos al NYPD y se reinviertan esos dineros en programas de oportunidades en comunidades afectadas desproporcionadamente por la violencia, educación, salud mental para jóvenes, atención médica y viviendas asequibles, seguirá apoyando a la policía con plenitud de recursos.

“Cuando escucho a gente decir: ‘no necesitamos a nuestra policía’, déjenme decirles, aquí y ahora que yo apoyaré a mi policía y haremos de nuestra ciudad una ciudad segura. Y hay un compromiso: no abusaremos del público al que juramos proteger. Es nuestra obligación”, dijo el Alcalde.

Eric Adams, quien lució muy sonriente y optimista hacia lo que será el futuro de la ciudad, destacó que su presupuesto, el mayor en la historia de la Gran Manzana, que cuenta ahora con casi $2,000 millones más que el preliminar que mostró en febrero, busca “crear una ciudad más segura y más justa, promover una recuperación equitativa, apoyar a la juventud e invertir en infraestructura del siglo XXI”.

“No tengo ninguna duda de que Nueva York se recuperará por completo y volverá más fuerte y resistente que antes. Pero esto solo es posible si continuamos haciendo de la seguridad pública nuestra principal prioridad. La seguridad y la justicia son los requisitos previos de la prosperidad”, destacó el Alcalde. “No podemos tener una ciudad donde la gente tenga miedo de caminar por las calles, viajar en metro o enviar a sus hijos a la escuela”.

Además de la defensa que hizo de la seguridad pública en su presupuesto, a la que se destinarán $256 millones, Adams habló de la inversión de $5,000 millones para promover vivienda asequible, $51 millones para reducir el hambre y $285 millones para educación y programas de preparación profesional como pasantías y becas, todos temas de vital preocupación para las comunidades latina e inmigrante.

El presupuesto del Alcalde incluye también más de $170 millones para servicios para personas sin hogar, $904 millones durante los próximos cinco años para mejorar la seguridad en las calles, rutas de buses y rediseñarlas

Por jsamboy1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.